miércoles, 23 de octubre de 2013

Prisioneros



Título Original Prisoners (2013)
Director Denis Villeneuve
Guión Aaron Guzikowski
Actores Hugh Jackman, Jake Gyllenhaal, Viola Davis, Maria Bello, Terrence Howard, Melissa Leo, Paul Dano, David Dastmalchian, Dylan Minnette, Erin Gerasimovich, Kyla Drew Simmons, Zoe Soul, Len Cariou, Wayne Duvall, Sandra Ellis Laffert







El cineasta canadiense Denis Villeneuve ya tenía un buen puñado de largometrajes en su haber cuando su film Incendies dio mucho que hablar en 2010 a nivel internacional siendo incluso nominado al Oscar a la mejor película de habla no inglesa de la ceremonia de aquel año. El éxito de aquella producción independiente (que un servidor por desgracia aún no ha visto, pero ahora las ganas han aumentado) fue el que le permitió poner un pie en Estados Unidos y debutar en Hollywood con la obra que nos ocupa, Prisoners, una de las películas más interesantes y recomendables de este 2013 que poco a poco se va adentrando en su recta final.




En la festividad de Acción de Gracias los Dover van a pasar el día con sus amigos los Birch. Pero la desgracia empaña una fecha tan señalada cuando las hijas pequeñas de ambas familias desaparecen repentinamente. Una caravana estacionada en el barrio parece tener algo que ver con el secuestro. Al joven detective Loki se le asigna el caso que se complica cuando el dueño del vehículo, Alex Jones, que resulta ser un joven con deficiencia mental, es arrestado y posteriormente absuelto sin cargos y Keller Dover, el padre de una de las niñas, decide tomarse la justicia por su propia mano cuando llega a la supuesta conclusión de que el sistema no va a ayudarle a encontrar a su hija pequeña.




Mezcla entre Adios Pequeña, AdiósMystic River y Zodiac con apuntes de Seven y la serie The Killing, Prisioneros es una pieza ejemplar de thriller urbano cruzado con drama de personajes elevado a casi la excelencia por medio de un director de una profesionalidad intachable, un guión tan sólido como complejo y un reparto en indescriptible estado de gracia comandado por un Hugh Jackman como nunca antes se había visto. Todo este conjunto ofrece un producto cohesionado que atrapa por medio de la intriga policial al espectador mientras va exponiendo y desarrollando unos personajes reales, cercanos y demasiado humanos con sus virtudes y defectos, aciertos y fallos, que hacen que la historia narrada se aleje de lugares comunes y resoluciones formales manoseadas.




Porque al igual que la superior pero en cierta manera similar (dilemas éticos de profundo calado, personas haciendo lo innombrable por sus hijos, los prejuicios llevados hasta lo enfermizo, la caza animal como metáfora de la humana) La Caza (Jagten) de Thomas Vinterberg la base argumental de Prisioneros está mil veces vista y no se aleja demasiado de la trama de un telefilm de sobremesa. Pero el talento de Villeneuve elude tópicos, intensifica la implicación moral de los personajes (que se refleja adecuadamente en el espectador) llevándolos por el buen camino con una dirección de actores mastodóntica y una especial mano firme para crear tensión por medio de la atmósfera, la opresión urbana y una violencia más implícita que explícita.




Sirvan como ejemplo del buen hacer del guión, la labor del director y la profesionalidad de los actores la manera en la que están perfilados los personajes de Keller y Loki (en la vida me fiaría yo de un detective con ese asgardiano nombre). El primero se aleja del típico padre transformado en ángel vengador cuando somos conscientes desde un principio (aunque haciéndonos dudar, el trabajo de escritura es sencillamente brillante) de que su actos son inhumanos independientemente de si lleva la razón o no. Villeneuve nos hace poner en entredicho el raciociono del rol de Jackman definiendo su personalidad (hombre muy religioso, ex alcohólico y obsesionado con un posible ataque a su hogar aprovisionando su sótano de víveres y equipos de supervivencia) con elegantes pinceladas que van sustentando a esta poliédrica criatura. Un hombre que saca el animal que lleva dentro por culpa de unos prejuicios que por desgracia no nos son ajenos a ninguno de nosotros como ciudadanos.




El segundo, al que da vida Jake Gyllenhaal, no es el detective tradicional (sus tatuajes parecen indicar una predilección por la astrología y el anillo con el símbolo de los masones lo define con más sutilidad incluso que a Keller) que jura y perjura a los padres de las criaturas que va a dar la vida por recuperar a sus hijas, es más, cuando les da su palabra de que las encontrará no transmite confianza alguna. En ocasiones se le ve hasta cansado y haciendo su trabajo por pura inercia (ese momento de "tomar apuntes") y sin implicación alguna. Pero eso sólo en el exterior, ya que en su fuero interno le obsesiona encontrar al secuestrador de las niñas y poder entregar estas a sus progenitores, recordándonos a una versión joven del personaje protagonista de la novela El Cebo de Friederich Dürremant y sus versiones cinematográficas a manos de Ladislao Vajda y Sean Penn.




En cuanto a los personajes esta es la tónica en Prisioneros, acertados claroscuros para definirlos a todos destacando la labor de los actores. Hugh Jackman no estaba tan aprovechado desde The Fountain y aunque suene a tópico realiza aquí el mejor papel de su carrera, entregado tanto en el plano físico como en el psicológico hasta lo doliente. Le sigue de cerca un Jake Gyllenhaal desgarbado, adecuadamente envejecido y con tics nerviosos en los ojos. Estos dos roles son los dos pilares en los que se sustenta principalmente Prisioneros. Pero también están enormes Terrence Howard (en cierta manera la voz de la conciencia de Keller) y Viola Davis como los Birch, Maria Bello como la mujer del protagonista y Melissa Leo como la tía del personaje de un Paul Dano sencillamente prodigioso que confirma aquello que se vislumbró en Pequeña Miss Sunshine, que se confirmó en There Will Be Blood y que aquí se convierte en una verdad inapelable, que es un actor con un talento brutal y un futuro bárbaro si sigue teniendo tanto olfato para elegir papeles.




Pero aunque nos encontramos ante una película de personajes/actores ni la escritura, ni el trabajo del director desmerecen la labor interpretativa. El guión de Aaron Guzikowski despliega un enorme y complejo laberinto (como los que pueblan el film, con los que está obsesionado el personaje de Bob Taylor o el que parece ser ese vecindario lleno de ¿falsos? culpables y crímenes ocultos en sótanos abandonados) del que parece que nunca vamos a encontrar la salida, tejiendo un argumento digno de los thrillers de David Fincher con el añadido de un tono dramático humano y desgarrador. Por descontado que también el trabajo de Villeneuve detrás de las cámaras está a la altura creando una atmósfera de amenaza creciente con apuntes (esa trompeta desafinada interpretando el himno de Estados Unidos aventurando la destrucción de esos dos núcleos familiares tan típicamente americanos) que presagian el futuro de los personajes y marcando a fuego alguna que otra escena en al retina del espectador como la del martillo y el lavabo, la del perro o la de ese saco que al ser quitado muestra un rostro inhumano deformado por días de violencia continua e incontrolada.




Prisioneros es una de las películas sobre secuestros más interesantes e incómodas jamás rodadas, alejándose de los mensaje reaccionarios y los maniqueísmos de obras como la interesante Rescate de Ron Howard o la artificiosa El Fuego de la Venganza de Tony Scott, y por descontado una de las piezas cinematográficas más completas y consistentes de este 2013. Un proyecto llevado con mano firme en todos sus apartados (sobre todo el artístico) en el que Denis Villeneuve se confirma como un digno heredero de Clint Eastwood o la respuesta fílmica a la literatura de Dennis Lehane. Hasta ese ¿ambiguo? final, que indignó a algunas de las personas que estaban en la sala donde un servidor vio la proyección del film, confirma el mensaje agridulce, crítico y muy crudo sobre la deshumanización, los fanatismos, la redención y la corrupción moral en la que nos hemos visto sumergidos como sociedad supuestamente civilizada y que con tan notable maestría sabe reflejar esta obra de visionado casi obligado.



27 comentarios:

  1. Especialmente interesante es la invisible disposición en actos que condiciona al espectador a la vez que lo ata a la butaca: tras la introducción del conflicto y el no-sospechoso, empieza el arco de la obsesión destructiva de Jackman hasta llegar al límite de la habitación de tortura; después aparece el segundo sospechoso y empieza y termina el arco de la falsa pista falsa (porque no siendo culpable, sí que estaba ligado) del hombre-laberinto; y arranca el acto final con la reconstrucción de todos los laberintos y semillas plantadas por la película. "Resuelve todos los laberintos y podrás escapar".

    Guión brillante para una historia de post-it, dirección brillante para una tragedia épica de los miedos primarios (pérdida del control y dudas sobre si se está haciendo el bien o el mal -Jackman-; miedo al fracaso que lleva a otra pérdida de control -Gyllenhaal y el incidente del interrogatorio-; ...) e interpretaciones brillantes para que las paredes del laberinto seann altas y opacas. La película nos dirige, nos lleva a callejones sin salida, nos hace retroceder y avanzar, retroceder y avanzar, hasta que se nos muestra la salida... Salida que a Villeneuve no le interesa, porque lo importante era el camino recorrido y no el destino, y por eso una vez nos muestra la salida definitiva, decide terminar la película. Ya sabes cómo salir, ahora da tú el paso, espectador. El viaje ha terminado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien expuesto todo, sí señor.

      Eliminar
    2. Que flojera de respuesta. Para los que escriben con palabras demasiado elegantes, convendría más plantearse si todo mundo tolera una escritura tan rebuscada porque para eso están los libros de poesía o literatura. El internet tiene un uso más casual.

      Eliminar
  2. Buenas, a mi me quedó una pequeña duda sobre esta película: La relación de el imitador con el personaje de Paul Dano.
    La vi hace ya algunas semanas, pero creo recordar que se dice que Alex (Paul Dano) le tiene fobia a las serpientes. Luego, cuando descubren al imitador, este tiene cajas llenas de ropa y de serpientes.¿En la película se menciona o se insinúa si el imitador tuvo alguna relación entre los secuestradores y/o Alex?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SPOILERS

      Se supone que el imitador (Robert) era otro de los niños que habían secuestrado el personaje de Melissa Leo y su marido, de modo que él y Álex se conocerían y puede que hasta compartieran cautiverio como las niñas

      FIN SPOILERS

      Esto es lo que más o menos recuerdo casi 15 días después de verla, que algunas cosas se me han olvidado.

      Eliminar
    2. Gracias!! Ese detalle se me había pasado.

      Eliminar
    3. SPOILER

      En la película menciona que el esposo de la secuestradora criaba serpientes, por lo que cuando te dicen que a alex jones le daban miedo las serpientes y bob taylor tenía cierta preferencia por las serpientes, dan a entender que el esposo de cierta manera los enseñaba a educar serpientes. Es mi teoría.

      Eliminar
  3. Hola, muy buena pero aún me quedé sin saber cómo escapó una de las niñas, entendí que pasando las pruebas; me hubiera gustado que se explicaran qué pasó realmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahí hay una elipsis temporal un tanto brusca si mal no recuerdo.

      Eliminar
    2. No hay ninguna elipsis temporal, la viejita le dice al papá antes de meterlo al agujero de la tierra, que las niñas estaban ahí, pero que las sacó porque se sentía muy sola donde no regresaba su supuesto sobrino "Alex" por lo que las sacó y las dejó en una pieza de la casa, ahí se despierta Joe y despierta a Anna para que se escapen y sólo consigue escapar Joe ya que Anna la coge la tía vieja.

      Eliminar
  4. Me quedaron 1 par de dudas de esta peli...
    1- xk la negrita le dice a h. jackman , tu estabas ahi ...a que se refiere?
    2-tampoco se muestra como escapa la nena, osea quien era el hombre q estaba con ella en la secuencia q se ve en la pelicula

    3- el q se suicida vivia solo? como 1 persona semi loca vive sola? no tenia familia?
    4- que tiene de raro cuando el policia va a la casa de la vieja y ve la foto del marido , y atras la camioneta que usa el ... no noto nada raro .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1 A que lo escuchó hablar con la secuestradora cuando fue a visitarla la primera vez y reconoció su voz estando en el sótano.

      2 Eso hemos comentado, hay una elípsis con lo de la hija de los amigos y su rescate.

      3 Vivía solo pero tenía relación con los secuestradores y el personaje de Paul Dano porque el también fue secuestrado de niño.

      4 En la foto se ve que el marido lleva el colgante que tenía el cadáver del sótano del sacerdote, de modo que era él.

      Un saludo!

      Eliminar
    2. la duda que tengo es la primera de por que la negrita le dice que jackman estaba hay y después cuando empieza a recordar al final a la negrita la agarra una mina que no era la vieja mala les dejo el trabajo de revisar en cámara lenta la imagen cuando agarran a la negrita cuando recuerda es una mujer lo probable es sea la esposa de jackman y los sospechosos eran todos secuestrados aun terminando el laberinto obviamente habían quedado locos después de 25 años y mi ultima duda es jackman estuvo metido o no????

      Eliminar
  5. tengo 2 preguntas: al marido de la vieja secuestradora lo mata el cura?? o se suicida ?? porque me pareció entender que la vieja dijo que se suicidó. Y la otra es Bob tenía que ver en el secuestro de las niñas ?? Era malo también ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sole.

      El marido de la vieja muere por inanición cuando el cura lo deja encerrado en el sótano oculto.

      Si mal no recuerdo la vieja es la que las secuestra pero con quien primero se topan las niñas es con Álex en su caravana que sólo quiere jugar con ellas.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Y Bob fue víctima de un secuestro por parte de la vieja y su marido, aunque escapó, él estaba trastornado mentalmente y obsesionado con resolver los puzzles que el mencionado marido le ponía como pruebas y con las serpientes.

      Nos vemos.

      Eliminar
  6. tengo una duda Keller el papa de la ultima niña, muere o lo rescatan?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo rescatan, ya que el policía escucha el silbato que él encontró en el agujero que era el de su hija.

      Eliminar
  7. En esta crítica de Filmaffinity se aclaran muchas de las dudas con respecto a la pelicula:

    http://www.filmaffinity.com/es/user/rating/595488/276566.html

    ResponderEliminar
  8. Tengo la duda porque la niña negrita le dice al papá de la otra niña que el estaba ahi y que les tapo la boca con cinta? Osea se referia a que el papá habia estado en la casa la primera vez y que la viejilla les tapo la boca?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien tengo la misma duda D:

      Eliminar
    2. Sí, la niña comenta que ella había escuchado al personaje de Hugh Jackman cuando este visitó la casa de la anciana desde la habitación en la que estaba encerrada y drogada.

      Eliminar
  9. Tengo la duda porque la niña negrita le dice al papá de la otra niña que el estaba ahi y que les tapo la boca con cinta? Osea se referia a que el papá habia estado en la casa la primera vez y que la viejilla les tapo la boca?

    ResponderEliminar
  10. Si creo que es así . la niña le dice tu estabas allí .. Porque ella lo escucho en la casa se la viejita y pienso q la señora esa les tapó la boca por eso el se va corriendo a la casa de ella porque se acuerda que allí estuvo

    ResponderEliminar
  11. tengo una duda al padre de la niña lo rescatan al final de la película ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final queda abierto, parece como si el personaje de Jake Gyllenhal sí hubiera escuchado el silbato del de Hugh Jackman pero la imagen funde en negro y no llegamos a saberlo.

      Eliminar