sábado, 26 de febrero de 2011

Predators, planet terror


Título Original: Predators (2010)
Director: Nimrod Antal
Guión: Alex Litvak y Michael Linch
Actores: Adrien Brody, Topher Grace, Danny Trejo, Walton Goggins, Alice Braga, Oleg Taktarov, Mahershalalhashbaz Ali, Louiz Ozawa, Laurence Fishburne





En 1987 un John McTiernan en plena forma dirigió un film de ciencia ficción titulado Predator. Depredador aquí en España. Un largometraje escrito por los hermanos Jim y John Thomas sobre un comando de mercenarios enviados por la CIA a una misión en la selva centroamericana. Allí se topan con una criatura extraterrestre que les da caza uno por uno. La cinta fue un éxito, un vehículo para el lucimiento del austriaco Arnold Schwarzenegger y una interesante metáfora sobre la guerra del Vietnam. El diseño del monstruo (el mejor que un servidor ha visto en la historia del cine) corrió a cargo del gran Stan Winston.




En 1990 llegó la secuela, Predator 2, también escrita por los hermanos Thomas pero esta vez realizada con bastante mala hostia por el australiano Stephen Hopkins. Esta segunda parte no tiene tan buena fama, pero a mí me parece un producto a la altura de la anterior entrega. Con una trama situada en la ciudad de Los Ángeles y un reparto magnífico de secundarios de lujo (Danny Glover, Bill Paxton, Gary Busey, Ruben Blades, María Conchita Alonso). La cinta era más brutal que la primera y nos daba apuntes sobre las costumbres y orígenes de las criaturas alienígenas.




Años más tarde (en 2004) llegó la hecatombe. Inspirándose en los cómics de la editorial Dark Horse el mediocre director británico Paul W. Anderson dirigió un entretenido despropósito llamado Alien vs. Predator que mezclaba las dos famosas sagas de la Twentieth Century Fox. Más tarde la cosa empeoró con su secuela, Alien vs. Predator, Requiem, dirigida por los hermanos Strause. El trailer hacía parecer que iba a estar bastante bien, pero por desgracia más mala y hubiera explotado.




En 2010, con producción de Robert Rodriguez y su ex mujer Elizabeth Avellán y dirigida por el húngaro Nimrod Antal (Kontroll, Vacancy) llegó Predators y con ella la primera secuela digna después de los dos primeros films de 1987 y 1990. El proyecto, siendo una simple y típica cinta de acción, acierta en su cometido debido a que se alimenta directamente de la primera parte, la de McTiernan, sirviendo casi como una reformulación de aquella con casi las mismas constantes y planteamientos.




La trama se sitúa en el planeta natal de los Predators. Allí llegan, sin saber como, un grupo de personas formado por mercenarios, militares, criminales, convictos. Ellos servirán como carnaza para los alienigenas, que volverán a utilizarlos como presas en su atípica concepción de la cacería. La única misión de todos ellos es sobrevivir. Gracias a esta premisa los autores del film se permiten introducir todo tipo de variantes de los depredadores originales, desde una especie de perros a otros con cuernos de marfil, más grandes y poderosos que los normales. Todo ello con el único fin de entretener al espectador.




Predators cumple con todos los tópicos de este tipo de cine. Actores famosos haciendo personajes planos. Escenas de lucha bastante brutas que desembocan en cierta casquería. Armamento a lo bestia utilizado por los humanos para intentar acabar con las criaturas. Lo normal en esta clase de cintas. Más no se le pide y como es lógico no lo da. De modo que esa gente que se rasga las vestiduras diciendo que no tiene el nivel de las dos primeras películas (como si con aquellas estuviéramos hablando de El Padrino I y II) desde mi punto de vista no quieren ver la evidencia, que la película es muy digna si tenemos en cuenta su referentes.




Robert Rodriguez y Elizabeth Avellán han tomado buena nota y se han alejado de los dos prescindibles crossover con Alien y se han sacado una secuela de manual. Nimrod Antal se pone detrás de la cámara y se marca una dirección tan impersonal como competente para un producto de esta envergadura. Los actores están con sempiterna cara de cabreo y disparando cada dos minutos. Todos encabezados por un Adrien Brody luciendo horas de gimnasio y asomando las nariz por ahí Danny Trejo haciendo de Danny Trejo, Laurence Fishburne el ridículo como nunca en su vida y alguna cara conocida más como Walton Goggins (The Shield) o Alice Braga (Ciudad de Dios)




Predators es una entretenida cinta de evasión. Un divertimento bruto y tonto, deudor de la primera cinta de de Depredador, que reniega de los efectos digitales y por ello rezuma un olor a genuino cine comercial de finales de los 80 y principios de los 90 que echa para atrás. Un digna secuela de las cintas de John McTiernan y Stephen Hopkins para echar un buen rato en una tarde de ocio. Si alguien busca algo más no tiene nada que hacer aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada