viernes, 20 de noviembre de 2009

La Profecía, y entonces se manifestará aquel inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás


Director: Richard Donner (1976)
Guión: David Seltzer
Actores: Gregory Peck, Lee Remick, David Warner, Billy Whitelaw, Harvey Stephens, Leo McKern, Patrick Troughton, Robert Rietty, Martin Benson





Para mí existe una santísima trinidad dentro del cine de terror con trasfondo satánico, qué chispa tengo cuando quiero. La Semilla del Diablo de Roman Polanksi, El Exorcista de William Friedkin y la cinta que nos ocupa, La Profecía (The Omen) dirigida en el año 1976 por Richard Donner. Obra que revisióné hace unos dias y que no ha perdido una ápice de su fuerza e impacto.




La Profecía es sin lugar a dudas y al menos para el que suscribe, el mejor trabajo detrás de la cámara del veterano realizador Richard Donner. El director de Lady Halcón o Superman no ha escrito un puto guión cinematográfico en su vida, pero es el máximo exponente de cineasta artesano. No tiene un discurso o autoria alguna como creador, pero es el director de cine comercial más competente que se ha visto jamás en Hollywood.




Su realización se va aún a día de hoy como un trabajo de primera línea. Donner exprime al máximo sus conocimientos cinematográficos y nos regala escenas de suspense contenido y arrebatos violentos que quedan grabados en la memoria del espectador. La escena de la iglesia, la de la niñera, la del cura, la de los babuinos, la soberbia del triciclo, la de la decapitación la tensísima del corte de pelo y todo esto sin mostrar ningún ser sobrenatural o fantasma de tres al cuarto para intentar impresionar al espectador por la vía fácil.




Gregory Peck nos regalaría aquí uno de sus últimos grandes papeles dando una lección de sobriedad y contención interpretativa y Lee Remick sólo con la mirada de sus enormes ojos azules lo decía todo, transmitia más terror que cualquiera de las escenas del film. Nota a parte para Billie Whitelaw como la institutriz y para al por aquel entonces debutante (y más tarde poco o nada pródigo en pantalla pequeña o grande) Harvey Stephens como un Damien de mirada arrebatadoramente penetrante.




Más allá de cierta fama de cinta portadora de un malditismo inventado o no, La Profecía es una cinta clave dentro del cine de terror de todos los tiempos, un clásico con todas las letras al que ni unas indignas secuelas y un vergonzoso y oportunista remake han hecho sombra o mella alguna. Una de las películas de mi vida y una obra maestra con una inmensa banda sonora de Jerry Goldsmith, que está por obligación entre mis 5 películas favoritas de este género, el hijo del maligno no merece menos que eso.




1 comentario:

  1. Hace poquito estuvimos de ella,te pico el gusanillo de verla eh? es una de las mejores pelis de terror,tambien una de mis favoritas sin lugar a dudas,la escena de la niñera de cria me ponia los pelos de punta y la del cementerio es cojonuda

    ResponderEliminar