miércoles, 2 de septiembre de 2009

Rabia, crueldad intolerable



Algunos de mis libros favoritos de King son los escritos bajo el pseudónimo de Richard Bachman (La Larga Marcha, Carretera Maldita, incluiría El Fugitivo pero por algunos detalles no me parece un relato del todo redondo) aunque este que nos ocupa es la excepción.

Rabia es buen libro, corto, directo, retorcido, muy King, pero se queda a medio gas, el de Maine podía haber llegado mucho más lejos (otras veces lo ha hecho), aquí parece haberse autocensurado en muchos sentidos, hay pasajes realmente buenos y no hay apenas material desechable dentro de la narración, pero no pone toda la carne en el asador a la hora de darle forma.

El libro lleva sin reeditarse años en Estados Unidos (desde finales de los 70) ya que es, según muchos señores con corbata y traje caro, un perfecto manual de como asaltar un colegio y matar a cuantos allí moran, es decir, la obra está censurada en su país de origen y el hecho de que en varios casos de matanzas en institutos americanos muchos de los asesinos tuvieran en su poder una copia del libro no ayudó mucho a abrir la mente de los editores americanos con respecto a la libre circulación de esta "bomba de relojería"

En verdad Rabia es la historia de un experimento sociológico (ecos de El Señor de las Moscas), que finalmente muestra que todos somos animales vengativos y violentos por naturaleza, llevado a cabo por un chico alienado víctima de la sociedad en la que vive (recurso narrativo que ya cansa un rato largo) y no una especie de análisis sobre los jóvenes que deciden de un día para otro coger una pistola y hacer de ángel de la muerte entre la clase de Matemáticas y la de Religión, como algunos creen.

No está mal, pero como ya he dicho podía haber dado mucho más de sí, King podría haber conseguido uno de los mejores retratos del lado más oscuro de la psicología humana (y crear una obra a todas luces generacional) pero no supo o no quiso verlo y fue demasiado autcomplaciente dejándolo todo en un interesante pero poco perdurable ejercicio de entretenida literatura.


1 comentario:

  1. De los escritos bajo pseudónimo sólo he leido "La Larga Marcha" y "El fugitivo", como bien dices, me parece que "La larga marcha" es un libro mucho más completo, "El fugitivo" parte de una buena idea y tiene pasajes memorables, pero en conjunto es mas irregular, sobre todo al final.

    ResponderEliminar