miércoles, 1 de julio de 2009

Los Soprano, todo queda en familia

Hay días que odio a mi hijo. Llego a casa tras un día de duro trabajo y le encuentro delante del ordenador en calzoncillos, conectado a algún jodido chat con otros pajilleros sin nada que hacer en todo el día y riéndose como una nena con sus bromitas. Me dan ganas de coger su cabeza y estrellarla contra la puta pantalla. Está claro que he debido hacer algo mal con él…
Tony Soprano


Si hay una serie que marcó un antes y un después en la inigualable cadena por cable americana HBO y que dio el pistoletazo de salida a la etapa de oro se las series estadounidenses que llega hasta nuestros días esa es Los Soprano, creada por David Chase y estrenada en 1999, el trabajo que nos ocupa es una mirada a la actual mafia italoamericana de New Jersey, pero realmente es mucho más que eso.



Los Soprano comienza con uno de los capos más importantes de la mafia de la ciudad de Jersey acudiendo a una psiquiatra (genial Lorraine Bracco), como es lógico un ganster no puede acudir a un loquero sin que ello tenga repercusiones peligrosas con sus compañeros de trabajo, lo más curioso es que Tony Soprano acude a estas sesiones no sólo por culpa de su trabajo que consta en extorsionar, robar, matar y engañar, sino por la presión psicológica que le produce su familia, su excéntrica esposa Carmela (una Edie Falco intachable), su hijos Anthony y Meadow, su tío Corrado (actual capo principal de la mafia italoamericana) y sobre todo su madre, Livia Soprano.



Con este panorama David Chase y su equipo desarrollan durante toda la serie tres tramas paralelas, que convergen con mismo nivel de calidad, la de los chanchullos ilegales de Tony (la mejor para un servidor) la de su otra familia, la de sangre, en la que se hace un certero retrato de las luces y sombras la sociedad americana de clase media alta de finales del siglo XX y principios del XXI y una última, situada en un incómoda tierra de nadie, la del mafioso con la Doctora Melfi en la que se concentra una tensión sexual que se podría cortar con unas tijeras, una continua sensación de miedo y empatía por parte de la psiquiatra hacia el ganster y dando con ello, gracias a los elaborados guiones, una visión tan cerebral como irónica del psicoanálisis.




Los Soprano muestra una visión cercana, realista y nada glamourosa (se podría decir que es incluso hortera) del mundo del hampa. Tony Soprano está intepretado de manera colosal por un James Gandolfini inolvidable, este hombre pasó de ser un secundario poco reconocido a un actor de primera línea con su trabajo aquí, sus compañeros de fechorías, su sobrino Christopher y sus socios Paulie, Silvio y Pussy Bonpensiero, están interpretados por actores que ya habían dado vida a mafiosos en el mundo del cine en cintas como Uno de los Nuestros (Michael Imperioli y Tony Sirico) y Atrapado por su Pasado (Vincent Pastore) o músicos, como el caso del gran Steve Van Zandt, que es conocido mundialmente como el guitarrisa de la E-Street Band, el grupo musical de Bruce Sprinsgteen. Todos ellos son creíbles (aunque el rol de Silvio está algo forzado), alternan momentos en los que te sientes incluso identificado con ellos y otros en los que demuestan ser unos verdaderos hijos de la gran puta, asesinos desalmados y en los que te distancias inevitablemente de ellos.




Si Los Soprano llegó tan lejos no fue sólo por su intachable reparto, también detrás de las cámaras se reunían profesionales como Tim Van Patten (The Wire, Deadwood, Roma), Allen Coulter (Hollywoodland), Jack Bender (Lost), Daniel Attias (uno los directores de series más grandes jamás visto) o el actor Steve Buscemi que dirigió algunos de los mejores episodios y que en la 5ª temporada dio vida a un secundario tan genial como Tony Blundetto. En la escritura destacan Matthew Weiner (creador de esa maravilla titulada Mad Men) o el mismo actor Michael Imperioli que no estaba al nivel de sus compañeros guionistas pero que hizo un trabajo muy digno (se nota que era un habitual en la filmografía de Spike Lee) en los capítulos que escribió.



El final de Los Soprano, que se emitió el día 10 de Junio de 2007, hizo correr ríos de tinta, no se había visto un cierre de serie tan polémico desde Twin Peaks, a el subidón argumental y crepuscular que supuso el trayecto tomado en los 9 últimos episodios de la serie (nueve horas de la mejor ficción jamás realizada, en pantalla grande o pequeña), le dio fin un episodio magistral titulado Made in America, (junto al piloto el único dirigido por David Chase) que en sus 5 últimos minutos armó la gorda. Visto con la distancia que da el tiempo, debo decir con claridad que a pesar ser una propuesta atípica y de que el creador de la serie hizo lo que realmente le dio la gana, ese final era del todo indigno para dar conclusión a uno de los mejores seriales de la historia de la televisión.



Los Soprano fundía en un mismo todo, a Scorsese, Coppola, Wilder y Los Simpson, marcó un antes y un después en la HBO en particular y en la televisión mundial en general, tras ella llegarían genialidades como The Shield o The Wire que bebían mucho de su estilo, daría pie a tesis, análisis y libros sobre su mensaje y calado en la cultura popular. A día de hoy esta obra maestra se sitúa entre joyas cinematogáficas míticas sobre la mafia como El Padrino, Uno de los Nuestros, El Precio del Poder, Atrapado por su Pasado o Érase Una Vez en América y es reconocida por crítica y púbico como uno de los programas catódicos más geniales de la historia. Tony Soprano se despertó una mañana, consiguió una pistola, su madre le dijo que sería el elegido y nosotros estábamos allí para verlo.



2 comentarios:

  1. Hola, quiero saber que cancion es la que suena cuando Fat Tony va en busca de Homer Simpson, que trabaja de vigilante de la ciudad, oh wait!


    Despues de Six Feet Under (que voy por la mitad de la segunda temporada, lastima que sea doblada y no en VOSE) espero verme esta otra serie que recomienda todo el mundo.

    ResponderEliminar
  2. Seguramente sea sobre Six Feet Under la próxima entrada que abra sobre series, no se lo pierdan jovenes.

    Pd: Los Soprano te pido por lo más sagrado que no la veas doblada, hazlo en V.O.S, esos acentos italoamericanos no tienen precio.

    ResponderEliminar